Mi Hermana Puta






Te ví anoche hermana, apoyada en una esquina
A la una de la mañana
Hacía frío
Te ví hermana y pensé
Que quizás el negocio no te resultaría
Y pasarías frío
Y hambre.
Te vi hermana y pensé en mí.
Te vi hermana y pensé en Cristo
Y te amé
Sentí tu opresión en mi cuerpo.
Sentí tu frío en mi cuerpo
Supe de ti en mi corazón
Y te amé
Hermana
Y me dije a mi misma
No permitiré nunca hablar con desprecio
Ni siquiera con compasión de ti
Otros venden su alma
Y se cotiza
Y son respetados.
Tú vendes sólo tu cuerpo
Y eres tan respetable
Como la Virgen María
Y el que esté libre de culpa
Que lance la primera piedra

Olga Larrazábal S.