La chilena Rosita Serrano grandiosa estrella de la música en la Alemania nazi

















Hitler admiraba la dulce voz de este" Ruiseñor Chileno " .
Rosita la famosa cantante exótica para la Alemania nazi .
Ella muere a los 83 años de edad,en Santiago de Chile, el 6 de abril de 1997; sola y pobre, pese a sus esfuerzos, olvidada.

Texto secundario
María Martha Esther Aldunate Del Campo, nace un 10 de junio de 1914 en Viña del Mar, Chile, era hija de Héctor Aldunate y de Sofía del Campo.
Su madre también fue artista al igual que una tía que encantaba con su voz a un presidente argentino a principios del siglo pasado, fácil es imaginar, cuál sería su vocación.
Ella inició su carrera a muy temprana edad. En los años 30, Esther viajó a Europa, acompañada de su madre . El paseo comenzó en Lisboa, debutando en la radio Nacional cantando el "Ay, ay, ay" de Osmán Pérez Freire; estuvieron un corto tiempo y viajaron a París, donde comenzó su carrera como Rosita Serrano .
Alemania, le esperaba , Berlín se rindió a su encanto de mujer, llego a ser una estrella en muy poco tiempo.
Serrano, llegó a buscar fama a Berlín en 1936, la obtuvo por su excepcional voz, aparte que era muy bella físicamente,además llamaba la atención porque en sus cantos hacia ciertas singularidades con su voz como silbar o dar pequeños chillidos en su repertorio donde incluía temas del folklore chileno .
Rosita, mujer de deslumbrantes ojos verde-azulados de seductora voz prenda al público del Conservatorio de Música de Berlín.
Su repertorio se hizo alemán, actuó en el célebre cabaret berlinés Wintergarten, rivalizó con la estrella alemana de la canción Zarah Leander y entre 1938 y 1942 grabó una veintena de discos, filmó algunas películas, en la actualidad sus canciones son clásicos de la música popular alemana.
Los autores Michael Jary y Bruno Balz compusieron para ella canciones como "Le coquelicot rouge" ("La amapola roja"), "Le petit oiseau d'amour" ("El pajarillo de amor") o "Oui, madame...!" ("¡Sí, señora...!"), y Theo Mackeben y Hans Fritz Beckmann le escribieron "Amorcito mío" (1941). En su repertorio hay por igual canciones en español, francés y alemán como "Carmencita la gitana", "Je voudrais vous dire en francais" y "Küß mich, bitte, bitte küß mich". Pero los éxitos mayores de Rosita Serrano son canciones típicas latinoamericanas: "Cielito lindo" ("Ay ay ay ay, canta y no llores / porque cantando se alegran, cielito lindo, los corazones"), del autor mexicano Quirino Mendoza y Cortés, y la habanera "La paloma" ("Si a tu ventana llega una paloma / trátala con cariño que es mi persona"), del compositor español Sebastián de Iradier y Salaverri, escrita en La Habana hacia 1860.

Recorrió las más importantes ciudades alemanas, sus canciones se hicieron preferidas de aquel público. Siendo escuchada tanto desde los hogares de familias tradicionales hasta altas jerarquías del nacionalsocialismo; del Bajo Rin hasta el Lago Constanza y desde los submarinos a los poderosos acorazados de bolsillo, se escuchaba los inconfundibles "Roter Mohn", "Schön die Musik" y "La Paloma.

Rosita Serrano fue descubierta e incluida por el ministro de propaganda nazi Joseph Goebbels en el programa "Kraft durch Freude", un sistema que quería organizar todo el tiempo libre de los ciudadanos alemanes bajo el nazismo.

"Nadie sabe si por convicción o ingenuidad, en 1943 Rosita dio un recital en Dinamarca cuya recaudación era destinada a apoyar fugitivos judíos", cuenta el historiador Silva Dacau,(quien sigue su trayectoria para escribirla) que inmediatamente le registraron su casa, prohibieron sus presentaciones y sus discos; Rosita, aprovecha una invitación personal del rey Gustavo VI de Suecia para huir de Alemania".
Desde esa fecha la vida artística y personal de Serrano fue a la vez apoyarse en el éxito que tuvo en Alemania pero al mismo tiempo tenía que tratar no hacer recordar que fue bajo el nazismo, donde comoenzó su verdarero estrellato, táctica que le fue imposible vencer.
En 1952 volvió a Alemania y trató de reiniciar su carrera, pero los recuerdos del culposo pasado que evocaba y su repertorio ya algo fuera de moda la movieron a escenarios cada vez más pequeños y laterales.
"Sus apariciones ya no tenían nada que ver con las apoteósicas presentaciones bajo el nazismo; intentó después en Estados Unidos, en España, en Chile, en el resto de Latinoamérica, pero su carrera se hizo insignificante", explica Silva.
"Cuando iba a Chile era recibida por Pinochet; alguna gente comenzó a enterarse de eso y la antipatía contra su persona comenzó a crecer cada vez más".

En los años 90 María Martha Esther Aldunate Del Campo, como se llamaba realmente Rosita Serrano, decidió volver a Chile. Sola, pobre y pese a sus esfuerzos, olvidada.
Murió en Santiago en 1997, en la más absoluta pobreza. Hasta el fin de su vida, Rosita siguió solicitando que la consideraran como una artista y no la asociaran con la política, con esa política de entonces que la idolatró y luego la persiguió.


En la Alemania de hoy hay música de Rosita Serrano; y en cualquier tienda de música se encuentran ediciones digitalizadas de sus añosos éxitos de los años 30 a 40, clásicos de la música popular alemana.

Isabel Aldunate su sobrina , en la actualidad canta una versión de "Cielito lindo" como homenaje al Ruiseñor de Chile.

Fuente: exordio.com, news.bbc.co., musicapopular.cl