Ellas pagan los platos rotos






Nueva Campaña de Amnistía Internacional para mejorar las condiciones de vida de las mujeres en las zonas marginales
Las mujeres que viven en las 'favelas'de Brasil son víctimas habituales de la violencia criminal y policial. Las mujeres sufren violaciones de derechos humanos en todo el mundo por el simple hecho serlo. Si además viven en un entorno de marginalidad y pobreza, entonces su vida puede convertirse en un auténtico infierno.
Las mujeres que viven en las “favelas” son víctimas habituales de la violencia criminal y policial. Los narcotraficantes las usan como “camellos” y las obligan a brindar favores sexuales para pagar deudas, son consideradas objetos por delincuentes y agentes de policía corruptos. Las escuelas, guarderías y maternidades no funcionan porque los propios trabajadores, en ocasiones, no se atreven a entrar a estas barriadas.Asimismo en las superpobladas prisiones del país son habituales los abusos, incluida en algunos casos, la violación.

Es urgente que se tomen medidas para mejorar las condiciones de vida en las comunidades marginadas.
Aministía Internacional pide actuar para pedir al gobierno brasileño el compromiso de velar por la seguridad y ofrecer una vida digna a estas mujeres. Y si quieres indagar más visita la web de A.I., porque tu ayuda puede transforma vidas.
Fuente :21 R.S.