Sin duda alguna, la primera palabra que aprendemos, la primera imagen que conocemos y que llevamos para siempre en el corazón es el de la mamá. Vaya un especial saludo para las madres jefas de hogar; a las madres adultas mayores, a las madres trabajadoras; a las madres que viven la cesantía; a las madres adolescentes y jóvenes; a las madres que se encuentran abandonadas, a las futuras madres, en fin, a todas las mujeres madres del mundo .