Abuso Episcopal

De mi autoría comparto: "Abuso Episcopall" 













Podríamos afirmar sin pudor que los obispos chilenos en Roma representan hoy por hoy los peores enemigos de la Iglesia que dieron vida a la red de ocultamiento y encubrimiento del clero ligados a los abusos ya conocidos por todos. Qué duda cabe que el estilo de vida de quienes integran la Conferencia Episcopal ha sido incoherente e inconsecuente con ese amor primero siguiendo los pasos de Jesús.
Ya basta de oraciones de perdón, de rostros compungidos, revestidos de inocencia haciendo creer al pueblo de Dios que son blancas palomas y que nunca se enteraron de nada. Incapaces de reconocer sus heridas con sinceridad, sino a punta de presiones desde el Vaticano.
Vergüenza, rabia y dolor es lo que siento como laica católica, aún así habrá que dejarles claro y que se den por enterado los jerarcas eclesiásticos aludidos que la Iglesia no quiere ser permisiva, ni menos quiere ser encubridora y que ha llegado la hora de la verdad y la transparencia que el pueblo de Dios está despertando.

Carol Crisosto
Diplomada en Estudios Religiosos
Comunidad SSCC