1 de febrero de 2019

Funcionamiento del derecho canónico ante un delito sexual. El sexto mandamiento3: cic 1395


El celibato clerical comporta aparte de una obligación teológica y moral, una obligación jurídica
fundamental. Afirma el Papa:
Todo cristiano que recibe el sacramento del orden acepta el celibato con plena conciencia y libertad, después de una preparación de años, de profunda reflexión y de
asidua oración. Él toma la decisión de vivir de por vida el celibato, sólo después de haberse convencido que Cristo le concede ese don para el bien de la Iglesia y para el servicio de los demás.

El sexto mandamiento en el catolicismo prohíbe todos los pecados contrarios a la castidad como masturbación, la fornicación, la pornografía, las prácticas homosexuales y el adulterio. El sexto mandamiento prohíbe también toda acción, mirada o conversación contrarias a la castidad. Según el catolicismo, los pecados contra la pureza cometidos con pleno conocimiento y consentimiento pleno, son siempre graves. Siendo los principales medios para guardar la santa pureza: la oración, la confesión y la comunión frecuentes, la devoción a la Santísima Virgen, la modestia y la guarda de los sentidos y la huida de las ocasiones de pecar, como conversaciones, miradas, lecturas, amistades y espectáculos deshonestoS



La asunción pública de la obligación del celibato queda establecida en el c. 1037.
En el CIChay dos delitos tipificados relativos a la violación de la obligación del celibato: los
contemplan los cánones 1394 y 1395.
El canon 1394 § 1, se refiere a la tentativa del matrimonio y el canon 1395 § 1 nos dice que el
concubinato o una falta al sexto mandamiento con escándalo está castigado penado con penas
desde la suspensión, hasta la expulsión del estado clerical.
Por otra parte el c. 1395 § 2 señala: que «El clérigo que cometa de otro modo un delito contra el sexto mandamiento del Decálogo, cuando este delito haya sido cometido con violencia o
amenazas, o públicamente o con un menor que no haya cumplido dieciséis años de edad, debe ser castigado con penas justas, sin excluir la expulsión del estado clerical cuando el caso
lo requiera».
El abuso sexual estaría clasificado en el derecho canónico según el canon 1395. En él, la pena
establecida es preceptiva (obligatoria) e indeterminada (no se especifica). Este delito cometido por un clérigo con menor de dieciocho años (c. 1395§ 2) está reservado a la Congregatio pro
Doctrina Fidei»(CDF) 5 o congregación de la fe. Este órgano sería el encargado de investigarlo y, en algunos casos, juzgarlo.
Aunque hay una intencionalidad reparadora del Derecho Canónico, tanto para el reo como para la sociedad y las víctimas, sin embargo no siempre se consigue.
El fuerte impacto mediático que han tenido los casos de abusos sexuales por parte de sacerdotes, ha producido un gran daño a la credibilidad de la Iglesia y de sus Pastores. Pero la crisis reciente, no ha hecho más que sacar a la luz un problema presente. Es por ello que hay un esfuerzo para que esos hechos pasen desapercibidos.
Así, los abusos sexuales no serían denunciados a una entidad del estado, sino al Vaticano, dejando el hecho en desconocimiento de la jurisdicción nacional.
4 El Código de Derecho Canónico (en latín Codex Iuris Canonici)
5 La Congregación para la Doctrina de Fe (CDF) es un órgano colegiado de la Santa Sede (Roma) cuya función, custodiar la correcta Doctrina Catolica en la Iglesia

27 de enero de 2019

Marcela víctima del jesuita Renato Poblete

Marcela Aranda Escobar

13 de enero de 2019

EL EVANGELIO QUE ANUNCIAMOS LAS MUJERES EL JESÚS DEL PUEBLO Carol Crisosto


La imagen puede contener: una o varias personas
* Queridas hermanas, queridos hermanos, les enviamos una nueva homilía del Evangelio que anunciamos las mujeres. Nos alegramos y agradecemos los ojos y la voz nueva de mujeres que se atreven a decir y orar el Evangelio para nuestras comunidades. Estas van enriqueciendo nuestra capacidad de comprender y ampliar el mensaje de la Palabra, el mensaje de Jesús. Les invitamos a escuchar, meditar y compartir esta homilía, que nos invita a salir del silencio y hacernos profecía viviente con toda la fecundidad que hay dentro de nosotras. 

Toda cristiana (y todo cristiano) está llamada a preparar el camino a Jesús, mostrarlo y reconocerlo como Salvador. Está llamada a poner a Jesús en el centro del corazón.  omingo 13 de enero

“El Jesús del pueblo” (Lc 3, 15-16.21-22).

Culmina el tiempo de Navidad y conmemoramos el Bautismo de Jesús en el río Jordán, por parte de Juan Bautista. Meditar el Evangelio de hoy, propicia la toma de conciencia de nuestra condición de bautizadas, de discípulas y discípulos de Jesús, familia de Dios.
Me toca en lo profundo la hermosa la figura de Juan Bautista que reconoce que él no es el Mesías, sino que prepara el camino al Mesías al revelar la presencia escondida de Cristo en el mundo. En arrancar la venda de los ojos de la gente y sacudir su indiferencia, él nos hace ver más allá. El agua de su bautizo no solo limpia el cuerpo, sino también los ojos y el corazón. Es un ministerio asumido con mucha humildad y que no pierde su centro.
Así, toda cristiana (y todo cristiano) está llamada a preparar el camino a Jesús, mostrarlo y reconocerlo como Salvador. Está llamada a poner a Jesús en el centro del corazón.
Jesús se pone a la fila para ser bautizado por Juan. Dos ideas me tocan: le reconoce un ministerio a Juan y quiere ser bautizado por él. También nos reconoce un ministerio a nosotras. Y segundo: nos hace ver que el más pequeño del nuevo Reino es superior al mayor del orden precedente. Aparece un Jesús del pueblo, que se aparta de todo privilegio de casta o de élite, haciendo fila con nosotros y nosotras.
En Jesús también nosotros somos hijos e hijas amadas, predilectas de Dios. En la base de la vida de Jesús está el amor Padre-Madre. Es lo que lo sustenta, lo que le da sentido a su misión. Así, somos bautizadas y bautizados como sacerdotes, reyes y profetas.
Espíritu Santo, ayúdanos, danos fuerza, danos la inspiración para hablar con parresia y seguir adelante en el camino; y que como decía Pablo VI, tengamos «fuego en el corazón, palabra en los labios, profecía en la mirada».
Carol Crisosto
Laica Comunidad 10 sscc
_________________________
Fuente: https://www.facebook.com/MujeresIglesiaChile/


19 de diciembre de 2018

18 de diciembre de 2018

Cardenal Ezzati cómplice de su silencio

Un inocente jamas se quedaría callado, se defiende de toda acusación, lo del Cardenal Ezzati es una burla, lo que dice su abogado es para zafarse,no porque este libre de delito. @Pontifex_es No queremos pastores al estilo de Ezzati que no piensan n el daño causado si no en ellos  

14 de diciembre de 2018

Los escándalos de la Iglesia golpean cerca de Francisco

Carol Crisosto, laica de la diócesis de Concepción, en el sur de Chile, indicó que la crisis en la Iglesia chilena “es lo mejor que puede pasar, hasta tocar fondo, para emerger en una Iglesia centrada en Cristo... como las primeras comunidades cristianas”


12 de diciembre de 2018

Cae la confianza en la Iglesia en Chile Según una encuesta, los católicos disminuyeron de 70 por ciento en 2006 a 58 por ciento en 2018, en favor de los ateos y los evangélicos

Por Eva Vergara - Agencia AP

 La Iglesia católica chilena se sumió en 2018 en la mayor crisis de su historia luego de que el papa Francisco la acusó de practicar una cultura de abuso y encubrimiento que se tradujo en una pérdida de la confianza de los fieles y en menos feligreses en las misas.
El escándalo no tiene visos de amainar en 2019. El Vaticano envió recientemente a dos investigadores para constatar las denuncias de exreligiosas de las Hermanas del Buen Samaritano que en junio revelaron que fueron abusadas sexualmente y luego expulsadas por denunciarlos.

7 de diciembre de 2018

5 de diciembre de 2018

Envían al Vaticano antecedentes de tres sacerdotes de Concepción

Se trata de las investigaciones eclesiásticas contra Reinaldo Méndez, Hugo Márquez y Santiago Rubilar, todas por presuntos abusos.
El Arzobispado de Concepción confirmó durante la tarde de este miércoles que las investigaciones previas (eclesiásticas) en contra de los sacerdotes Reinaldo Méndez, párroco de San Juan Bautista de Hualqui, junto con los presbíteros Hugo Márquez y Santiago Rubilar, quienes no tienen asignada ninguna tarea pastoral en particular, serán enviadas a la Congregación para la Doctrina de la Fe, en Roma.

Debido a las denuncias recibidas por presuntos abusos contra menores, será esta instancia vaticana la que decidirá los pasos a seguir y eventuales sanciones a los religiosos. De momento, se mantendrán las medidas cautelares aplicadas a los sacerdotes en la investigación previa.

El religioso Méndez se encuentra suspendido de sus labores pastorales luego de que se presentara una denuncia por una presunta violación a un seminarista mayor de edad, en 2002, cuando estaba a cargo de una parroquia en Santa Juana.   El sacerdote también enfrenta un proceso judicial, luego de que en julio de este año el fiscal Sergio Caro, de la Unidad de Delitos Sexuales, tomara la decisión de reabrir una causa archivada el 2017 respecto del presbítero. Ese año se presentó ante la fiscalía una denuncia por parte de una integrante de la Iglesia San Bautista en la Oficina de Protección de Derecho de la Infancia (OPD) de la Municipalidad de Hualqui, quien acusaba al párroco de conductas indebidas contra un menor.
Este año también se enviaron a Roma los antecedentes del sacerdote local Hernán Enríquez.
La Tercera.com

4 de noviembre de 2018

14 de octubre de 2018