LOS NIÑOS EN CHILE

HACE 15 AÑOS
Tres millones 612 mil niños chilenos celebraron su día.
Como cada año en agosto, celebramos el Día del Niño. Las vitrinas de las tiendas se llenan de juguetes, los centros de diversión lanzan grandes promociones y los restaurantes preparan menús dedicados a ellos, pero más allá del buen negocio en el cual se ha transformado este día pretende crear conciencia sobre la situación de los niños en el mundo.


Aunque muchos no están de acuerdo con esta celebración por el consumismo al que va ligado, el espíritu con el cual nace es muy diferente.


Producto de la gran desigualdad y maltrato hacia los niños en 1952 la Organización de Estados Americanos (OEA) y la UNICEF, decide redactar la Declaración de Principios Universales del Niño.

Posteriormente, y como una forma de promover dichos postulados, en 1954 la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución a través de la cual se establecería y se sugeriría la conmemoración del Día Universal del Niño.


Cada país, debía definir entonces, su propia fecha y forma de celebración y ayudar así, en la promoción de los derechos de niños y niñas.

En nuestro país se estableció el segundo domingo del mes de agosto.

En la actualidad, son más de cien países los que se sumaron a esta iniciativa y se transforma en una excelente oportunidad en la que se hace énfasis en las necesidades infantiles, para que los gobiernos las consideren.


Las cifras en Chile, lamentablemente reflejan que pese al auge económico hay niños que no celebraron como es debido este día, ya que existen 238.187 niños chilenos de entre 5 y 17 años que, según cifras de UNICEF Chile, trabajan, mayoritariamente en el comercio (ambulante, ferias libres o ayudando a vender a sus padres); en agricultura, caza, silvicultura y pesca o en servicios comunales, sociales o personales.


Estos chilenos son parte de los 246 millones de niños en el mundo que jamás celebran su día, porque están ocupados, trabajando hasta 14 horas diarias, muchos de ellos en condiciones peligrosas (en minería, en agricultura con pesticidas o elementos químicos o manipulando maquinaria peligrosa), otros tantos como sirvientes o, lo más terrible, en prostitución o pornografía.


http://www.concepcionsscc.cl/